menu

Hotel los Cántaros

Magnífico hotel situado en pleno centro histórico de El Puerto de Santa María

El hotel Los Cántaros se encuentra situado en el centro histórico de la ciudad en la zona llamada "Ribera del Marisco", donde se concentra la más amplia oferta de restauración y ocio de la ciudad, así como la mayoría de los monumentos, fundaciones y museos que recogen el importantísimo legado histórico-artístico que atesora El Puerto de Santa María.

El hotel dispone de 39 habitaciones dobles, todas ellas con baño completo, con espejo de aumento, secador de pelo, cosmética de primera calidad y bañeras de hidromasaje en muchas de las habitaciones. También cuentan las habitaciones con televisión satélite, Canal +, Wi-Fi gratuito, teléfono directo, minibar, aire acondicionado, calefacción y servicio de habitaciones. El Wi-Fi está disponible en todo el edificio sin coste alguno, así como un PC para uso exclusivo de los clientes que no cuenten con dispositivos móviles. Las instalaciones se completan con una coqueta biblioteca, un salón donde servimos el desayuno buffet y ofrecemos servicio de cenas que igualmente pueden ser disfrutados en nuestra terraza situada en la parte delantera del hotel o en la más íntima del pequeño jardín interior. Para los más deportistas contamos con un pequeño pero magníficamente equipado gimnasio.

Asimismo existe un aparcamiento vigilado a unos 30 metros del hotel con el cual tenemos un concierto para que puedan aparcar nuestros clientes por un módico precio.

El edificio ocupaba el solar sobre el que estuvo, hasta finales de la década de los 70 la antigua cárcel de mujeres, cuyo nombre perdura en la plazuela que da paso al hotel, la "Plaza de la Cárcel". Es en 1983 cuando se derriba este antiguo penal para construir lo que sería el Hotel Los Cantaros ***, que toma su nombre del hallazgo en el subsuelo de la cárcel de un centenar de botijas del siglo XVII, hoy depositadas en su mayoría de el Museo Municipal, quedando algunas expuestas en el salón del Hotel como muestra representativa.

La reseñada Plaza de la Cárcel conserva aun hoy en buen estado una de las numerosas fuentes que antaño estuvieron repartidas por la ciudad para abastecer de agua a la población y cuya fecha de construcción se remonta a 1839. Dotada de cuatro grifos, se emplearon para su construcción losas de Tarifa, piedra azul de Algeciras, ladrilllos sevillanos y calcarenita de la cercana sierra de San Cristóbal.

Visita ↻ 360º ↺ Visit